Cómo cuidar la vista cansada

Tratamiento cirugía de la vista cansada

Tratamiento cirugía de la vista cansada

 

Cómo cuidar la vista cansada

 

Con los años el cuerpo experimenta diferentes cambios que afectan a todo el organismo y un claro ejemplo es la vista cansada, un problema que aparece con la edad.

Los síntomas de la vista cansada aparecen poco a poco cuando la persona se va haciendo mayor, y el principal síntoma es cada vez le resulta más complicado enfocar de cerca. Eso es porque el cristalino envejece y su envoltura traslúcida cada vez es más gruesa y menos elástica. El sistema ocular va perdiendo la capacidad de ajustar el enfoque a distancia, cosa que impide ver con nitidez y origina la vista cansada o presbicia.

Lo mejor para ponerle remedio a la vista cansada o, como mínimo, reducir los síntomas, es utilizar gafas o recurrir a las técnicas quirúrgicas como el láser o los implantes de lentillas intraoculares.

Si la solución escogida es el tratamiento con lente intraocular, se trata de extraer el cristalino que ha perdido sus capacidades y sustituirlo por una lente intraocular que tenga las mismas características y que pasará a tener la función de cristalino artificial.

Por otro lado, el tratamiento de la presbicia con láser es similar al que se utiliza para corregir la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, y se trata de un procedimiento que corrige los problemas de la vista cansada y mejora la visión con resultados muy positivos.

En el DKV Club Salud y Bienestar cuidamos de ti, y por eso tenemos una oferta en consulta oftalmológica para el tratamiento de la vista cansada, durante la cual te diagnosticarán cual es el mejor tratamiento para tu caso y te aconsejarán cómo cuidarte la vista.